Con TEMP PLAce sTation Experience

Con TEMP PLAce sTation Experience

In Situ: COM TEMPo no L(ug)AR

P1060051Spanish stairs, Santiago and Jaen , 16-12-2013, collective experience

rita

In transit, 16-12-13, Rita’s Con TEMPLAce sTation Experience

P1060051Paulo &Dori Con TEMPlace sTation Experience

This slideshow requires JavaScript.

Lisboa, December 2014 , Isabel Trindade and students

How many times do you stop to do nothing? How many minutes per day do you stop to empty your mind and awake your

spirit? How many times per month do you let the presence of time and space flow into your body through your senses? How many times per year do you feel the living space ?

Do you hear, do you see what is around you?

Do you feel what is inside you?

How many times per life do you feel you are part of the univers? How many times per year do you feel the outside in your innerside?

If you don´t remember , we invite you for a CONTEMPLAce staTION Experience during a certain period of minutes in a certain place of your choice on the 16 December 2013.

If you want to collaborate with this art education experience :

1. Ask someone to record your performance , a good photograph of it , preferably in black and white.

2. Choose a place somewhere: a popular public stairway, preferably situated in outdoors in a a park or a square for example. Take note of the GPS signals .

A stairway, staircase, stairwell, flight of stairs, or simply stairs is a construction designed to bridge a large vertical distance by dividing it into smaller vertical distances, called steps

3. Sit in a step for a long period of time , for example 30 minutes. During that period focus on the sounds around you.

HEAR .

Focus on the images ,

SEE .

Be aware of the movements , of the smells .

In it ALL

and in every DETAIL .

4. After a while your object of contemplation blurrs , let it flow and enter in your deep inside .

Feel your emptyness

Once you have attaint the point of NoTHING , be quite …..

5. After the experience , please register you thoughts and feelings about it, in a video file, audio or a written notes. Send it to me. I will collect all the records sent by the collaborators for a virtual catalogue to be displayed in a certain date during a certain installation, somewhere and start a new PLAce sTation Experience.

P1050749

In Situ: COM TEMPo no L(ug)AR

de fora para Dentro e de dentro para Fora

Nas Escadas , 16 de Dezembro de 2013

Quantas vezes páras para não fazer , para sentir , para experimentar o nada, a ausência e o preenchimento total?

Quantas vezes por dia páras para esvaziar a mente e acordar os sentidos?

Quantas vezes por mês deixas o teu corpo sentir a fluidez do tempo e do espaço?

Para SER, ESTAR e SENTIR

Se não te lembras , convidamos-te a uma experiência In situ , ou melhor de CON TEMPo no L(ug)AR no dia 16 de Dezembro de 2013.

Se aceitares o nosso convite , eis como poderás participar:

1. Escolhe um lugar. Um lugar de passagem, com escadas , de preferência numa praça , jardim ou parque . Anota as suas coordenadas ( Latitude e longitude).

2. Pede a alguém para registar a tua experiência, ou um momento dessa experiência com uma fotografia a Preto e Branco ( e outros meios se desejares)

Uma escada é uma construção formada por uma série de degraus, destinadas a ligar locais com diferenças de nível .

3. Senta-te num degrau por um longo período de tempo, claro que o ‘longo’ é relativo e varia de pessoa para pessoa . Durante esse período de tempo concentra-te em ouvir os sons à tua volta.

OUVIR.

Concentra-te mas imagens.

VER

Nos Movimentos, nos cheiros…

No TODO

e em cada DETALHE

4. Depois de um bom bocado , quando sentires que a contemplação se está a esborratar , deixa-te levar pelas sensações , deixa-te ir para o lado mais profundo de ti .

Sente o Vazio

E o Cheio

Quando sentires que chegaste ao ponto do nada , deixa-te ficar muito quietinho(a)

5. Depois dessa experiência – logo depois, no dia seguinte ou bastante depois, tanto faz- Regista os teus pensamentos , sentimentos e reflexões sobre essa vivência através de um meio visual, áudio, audiovisual, escrito ou multimédia. Manda-me o produto dessas reflexões . Eu vou coligir esses testemunhos para serem expostos um dia destes em algum lugar… e desencadear outras experiências de COM TEMPo no L(ug)AR

P1060035

LA CIUDAD QUE HABITO (texto recogido en LATIFUNDI)

Mª Jesús Agra

Las ciudades son un conjunto de muchas cosas: memorias, deseos, signos de

un lenguaje; son lugares de trueque, como explican todos los libros de historia

de la economía, pero estos trueques no lo son sólo de mercancías, son también

trueques de palabras, de deseos, de recuerdos. (Calvino, I. (1972) Las ciudades

invisibles. Madrid. Ed. Siruela)

La niebla se adhiere como una piel. Es lunes, voy caminando sobre un suelo

enlosado y húmedo. Al ver mis pasos no puedo evitar preguntarme cuánta

gente habrá pisado estas pisadas, quiénes serían, quiénes son…

Tengo una imagen grabada que apareció cuando he visto este año multitud de

peregrinos que invadían la Plaza del Obradoiro, o de la Catedral, en Santiago de

Compostela. Me impactó ver tanta gente tan cerca físicamente, y que no supieran

absolutamente nada de la persona que tenían al lado. Me cautivaba escuchar

partes de conversaciones entre personas, las diferentes lenguas en las que se

expresaban, las caras de júbilo y el cansancio acumulado, la vestimenta parecida

entre todos ellos, y los pies resguardados en botas de caminar, en sandalias,

en deportivos, en vendajes… Reconstruir mentalmente estos entramados: de

dónde vendrían, por qué vendrían, a dónde irían después, qué harían en sus

vidas, cómo se llamarían… A partir de entonces se instaló en mí esta imagen.

Traté de imaginarme los itinerarios que trazarían estas personas, intuyendo

que los lugares a los que irían no serían totalmente azarosos sino que, por

lo contrario, serían pertinentes solo a ellos. Pues es solo para ellos que cada

lugar se carga de sentido por establecer relaciones que son significativas en el

plano personal.

Desplegar los mapas de circulación de algunas personas me despertaba cierta

curiosidad por ver si existían o qué lugares eran transitados una y otra vez.

Por el enlosado de las calles pasa toda la ciudad. Salir a la calle y recorrerla

por los pies de la gente, y ver que cada persona agarra la ciudad de una forma

diferente. Simples pisadas anónimas, unas veces asustadas, rápidas, otras

veces seguras, indecisas, cansadas. Las pisadas van dibujando las calles, sin

rumbo preestablecido. Simplemente dar pasos, caminar, andar. Detenerse

a observar, a inventar sus movimientos, imaginar qué estarían haciendo o

qué harán a continuación. Pisadas lentas, rápidas, dudosas, espontáneas,

improvisadas, provocadas.

Me sonreía a mí misma imaginando que cada persona, en su rutina

semanal, viajaba y trazaba, sin darse cuenta, una hoja de ruta que a su

vez era original y única que cada día, cada semana, por más idéntica

que fuera a las otras, era siempre distinta a la anterior y a la próxima.

Entonces, me interesó repasar lo que aparentemente era rutina y darle un

dibujo. Trazados en los que cada persona se transforma en un punto y cada

lugar se convierte en el mero cruce de dos calles conocidas

El dibujo, como sabemos, se construye por puntos. Puntos que son lugares. Que son gente. Que son momentos especiales. Que son el camino que uno hace.

Líneas que son trayectos, que ubican un espacio, que son líneas de tiempo,

que se cruzan y entrecruzan en una maraña de tiempos y espacios, así como se

entrecruzan las personas en sus vidas diarias. Y empecé a dibujar y fotografiar

itinerarios de personas, transeúntes reales o imaginarios, imágenes del día a

día, y construidas como fotogramas mudos: imágenes de mi álbum privadoY

en mis recorridos encontré espacios donde se abren nuevos caminos. Espacios

inscritos en el corazón de la ciudad, e inaccesibles visualmente. Una especie

de personajes anónimos o desconocidos, que no intentan formar parte de la

cara conocida que la ciudad proyecta de sí misma. Y me di cuenta que la calle,

común a todos los niveles sociales, sigue siendo el mejor lugar para desarrollar

lenguajes expresivos apropiados para manifestar las crisis vitales cotidianas.

Quizás sea que en Santiago, como en todas, se van superponiendo los momentos

más relevantes de su historia, van quedando islas de objetos, lugares, espacios

que remiten a realidades pasadas imposibles ya de recomponer y que se

concretan y expresan en los nombres de las calles, en los monumentos, en las

arquitecturas, en los recintos de trabajo, en los espacios públicos, en los restos

arqueológicos… Calles, como caminos vitales, para ir de un lugar a otro, pero

también lugares donde quedarse, permanecer, encontrarse, perderse.

Pero… ¿es Santiago solo eso? ¿Podemos considerarla solo un conjunto de

momentos históricos, de espacios, de recuerdos?

La mirada de cada uno de nosotros modifica al objeto y también nos modifica.

La forma de mirar la ciudad es fundamental para concebirla y también para

conocernos a nosotros mismos. La ciudad se transforma en cada instante y a

cada mirar en una nueva ciudad, por eso es importante recordar que miramos

siempre con filtros que, a veces, realzan colores, otras los ocultan; permiten

ver en detalle, en profundidad y otras veces en una dimensión más amplia;

suavizan los contornos o hacen opaca la forma…

La ciudad es imposible de captar en una sola acción o mirada. La percepción de

la ciudad no se efectúa en la imagen que recoge el ojo, sino en la reconstrucción

que hace la memoria con las sucesivas imágenes aglutinadas. Será la memoria

a través del recorrido la que conformará la ciudad posible. Lo que el ojo no ve,

lo invisible, lo construyen la imaginación y la memoria.

La ciudad parece que cambia según lo que hagas en ella. A veces pasas años en

su burbuja de lo cotidiano y se convierte en el último destino en el que querrías

permanecer de poder elegir. Sin embargo, puedes volver a ella por motivos

diferentes y que la ciudad te atrape, pero acariciándote, sorprendiéndote, fascinándote.

Y es la misma y tú también. Es curioso. Pero supongo que todo se reduce a que lo importante de las ciudades no es la ciudad en sí, sino lo importante y valioso que haya en ellas en el momento en que estamos permaneciendo dentro de ella. Así que, con todo eso, no me creo de ningún lado, no, porque hoy estoy bien en un sitio pero mañana quizás lo esté en otro… porque en cada lugar puede haber algo que me empuje y me acoja y algo que me separe de pronto de él.

La ciudad no es la que está afuera. La vivimos de acuerdo a lo que construimos

en nuestro interior. La ciudad es una proyección de los que la habitamos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s